10 de septiembre de 2019

Santander reafirma su compromiso con la promoción de la igualdad de género

Banco Santander inició el proceso de certificación de la Norma Chilena 3262, que es una herramienta de gestión para visualizar y abordar este tema como pilar de la sostenibilidad.

Desde hace unos años que Banco Santander viene trabajando fuertemente en cuatro pilares fundamentales para gestionar la Diversidad e Inclusión, siendo uno de ellos la equidad de género. Con el objetivo de seguir abordando este tema es que se firmó un acuerdo con el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género para promover la igualdad en el trabajo entre hombres y mujeres y la conciliación de la vida laboral, personal y familiar. 

Se trata de la Norma Chilena 3262 que es una herramienta de gestión que intenta cambiar la forma en que las empresas visualizan y abordan el tema de la equidad de género como pilar de la sostenibilidad. «Para nosotros la firma de este convenio es muy importante y está en la misma línea de lo que ya venimos haciendo, porque nos permite profundizar el compromiso que tenemos como Banco y avanzar en la generación de políticas y prácticas para seguir construyendo de la mano de nuestros colaboradores un mejor lugar para trabajar», dijo María Eugenia de la Fuente, gerente de División Personas, Comunicaciones y Sostenibilidad.

La firma del compromiso se realizó  en una ceremonia a la que asistieron  autoridades de Gobierno y representantes de distintas empresas, quienes pudieron participar en un workshop organizado por el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, la Iniciativa de Paridad de Género (IPG),  Banco Interamericano del Desarrollo (BID) y Comunidad Mujer, donde se dio a conocer en detalle esta herramienta de gestión y se compartieron distintas experiencias.  “Hoy Santander está conformado en su  mayoría por mujeres. De hecho,  el 54% de los colaboradores y el 44% de nuestros jefes son mujeres. Sin embargo, sabemos que tenemos el desafío de aumentar estos números en cargos directivos y queremos que eso cambie en el corto y mediano plazo», agregó María Eugenia de la Fuente.

“En la medida en que las empresas se certifiquen van a vivir un proceso que les permitirá mirarse, aprender y tener un marco de actuación en el cual moverse para avanzar más rápido en los desafíos que tenemos en esta agenda de igualdad de oportunidades para nuestro país”, expresó María Carolina Cuevas, subsecretaria del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

Por su parte, Verónica Alaimo, especialista en Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), comentó que la igualdad de género no es solo un problema de las mujeres sino de toda la sociedad. “En la región estamos perdiendo una oportunidad para acelerar el crecimiento y la sostenibilidad económica de los países. Hay cálculos que estiman que cerrar la brecha económica de género podría aumentar el producto interno bruto (PIB) mundial en 28 mil millones de dólares para el año 2025″, aseguró la especialista.

El plazo de la certificación es de 1 año desde la firma del compromiso, por lo que en octubre del 2020 esta herramienta de gestión estará en funcionamiento.