30 de octubre de 2019

Santander gana 3.732 millones de euros hasta septiembre tras dotar 2.448 millones por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido y costes de reestructuración ya anunciados

El número de clientes digitales aumentó en 6,1 millones en los últimos doce meses, hasta 36,2 millones, gracias a que la inversión tecnológica continuó impulsando la adopción de servicios digitales.

El beneficio ordinario fue de 2.135 millones de euros (+7%) en el tercer trimestre estanco, el mayor desde el segundo trimestre de 2010. El beneficio atribuido del trimestre fue de 501 millones tras dotar 1.634 millones, principalmente por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido, anunciado en septiembre.

Santander confirmó en septiembre que pagará un primer dividendo con cargo a los resultados de 2019 de 0,10 euros por acción a partir del próximo 1 de noviembre, en línea con el objetivo de dedicar al pago del dividendo un porcentaje del beneficio ordinario (payout) de entre el 40% y el 50%.

En los primeros nueve meses del año, Santander obtuvo unos ingresos totales de 36.902 millones de euros. El banco aumentó en casi seis millones el número de clientes en los últimos doce meses y ya tiene 144 millones de clientes, más que cualquier otro banco de Europa y América.

El aumento de los clientes permitió un buen crecimiento de los volúmenes, con una subida interanual del crédito y de los recursos de clientes del 4% y del 6%, respectivamente, en euros constantes (es decir, excluido el impacto de los tipos de cambio).

La calidad crediticia sigue muy sólida, con una reducción en la tasa de mora de 40 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,47%, mientras que el coste del crédito se mantuvo estable en el 1%.

El número de clientes digitales aumentó en 6,1 millones en los últimos doce meses, hasta 36,2 millones, gracias a que la inversión tecnológica continuó impulsando la adopción de servicios digitales.

Este progreso en la transformación digital, junto con los ahorros que se obtienen aprovechando el tamaño del Grupo en todas las regiones, ha permitido mejorar la ratio de eficiencia en 50 puntos básicos en el trimestre, hasta el 46,9%.

La entidad generó 19 puntos básicos de capital orgánicamente en el trimestre, lo que compensó varios impactos regulatorios. Como resultado, la ratio de capital CET1 se situó en el 11,30%. Excluidos los impactos regulatorios aplicados desde diciembre de 2018, la ratio estaría en el 11,83%.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, dijo: “Hemos conseguido el mayor beneficio ordinario desde hace casi una década a pesar de un entorno difícil, manteniendo las buenas tendencias del primer semestre. Y lo hemos logrado gracias a la fortaleza de nuestro modelo y a la nueva organización regional que anunciamos en abril y que pone en valor la pertenencia al Grupo. La diversificación en Europa y América es uno de los elementos que más nos diferencia de nuestros competidores y que nos ha permitido seguir generando crecimiento rentable y predecible, así como un dividendo sostenible a lo largo del ciclo. Una organización ágil liderada por un equipo de primer nivel nos permitirá sacar el mayor partido a nuestra presencia global y a nuestro liderazgo en los países. Confío en que alcanzaremos nuestros objetivos a medio plazo, incluido un RoTE de entre el 13% y el 15%”.

El Grupo obtuvo un beneficio atribuido de 3.732 millones de euros durante los primeros nueve meses de 2019 tras dotar 2.448 millones, principalmente por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido, anunciado el pasado 24 de septiembre (1.491 millones de euros), así como por una provisión adicional por los seguros de protección de pagos (PPI) en el Reino Unido (103 millones de euros) y otros cargos (40 millones de euros). Esto, además de los cargos por valor de 814 millones anunciados en el primer semestre, principalmente por costes de reestructuración en España y Reino Unido, condujo a una caída interanual del beneficio atribuido durante los primeros nueve meses del 35%.

Excluidos estos cargos, el beneficio en los primeros nueve meses del año fue de 6.180 millones de euros, un 2% más que en el mismo periodo del 2018 (+3% en euros constantes, es decir, excluido el impacto de los tipos de cambio), impulsados por el crecimiento de clientes y de volúmenes de negocio.

En el tercer trimestre estanco, la entidad obtuvo su mayor beneficio ordinario trimestral desde el segundo trimestre de 2010, de 2.135 millones de euros (+7% interanual), y un retorno sobre el capital tangible (RoTE), una métrica clave de rentabilidad, del 12,2%, uno de los mayores entre sus comparables. Para los nueve primeros meses del año, el RoTE fue del 11,9%.

La transformación comercial y digital de Santander siguió mejorando la calidad y recurrencia de los ingresos, con un aumento del margen de intereses del 5% interanual, hasta 26.442 millones de euros, y un aumento de los ingresos del 3%, hasta 36.902 millones de euros.

El banco aumentó en casi seis millones el número de clientes en los últimos doce meses, y ya atiende a 144 millones, más que cualquier otro banco de Europa y América. El número de clientes vinculados, aquellos que usan Santander como banco principal, aumentó un 10% en los últimos doce meses, hasta 21 millones, mientras que el crédito y los recursos de clientes crecieron un 4% y un 6%, respectivamente, en euros constantes.

El rápido crecimiento en la adopción de productos y servicios digitales continuó: el número de clientes que usan banca por internet o móvil aumentó en 6,1 millones en los últimos doce meses, hasta 36,2 millones, es decir, el 51% de los clientes activos. Durante el trimestre, el Grupo anunció el lanzamiento de Openbank en Alemania, comenzó una prueba piloto de Superdigital en Chile y acometió nuevas inversiones a través de su fondo de capital emprendedor Santander InnoVentures en áreas como la verificación de identidad, las plataformas de deuda digital y blockchain para la emisión de valores. Además, en septiembre, el banco lanzó el primer bono blockchain de principio a fin del mundo.

Esta aceleración en la actividad digital, junto con el crecimiento de los ingresos de clientes y la gestión de costes, permitió al banco mantener una de las mejores ratios de eficiencia, del 46,9%, con los gastos operativos cayendo un 1% interanual, sin inflación y en euros constantes.

La calidad crediticia siguió mejorando en el trimestre: la tasa de mora se redujo en cuatro puntos básicos en el trimestre, hasta el 3,47%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona cuando concede un crédito, también se mantuvo estable en el 1%.

La entidad continuó generando capital orgánicamente (19 puntos básicos en el trimestre) que compensó el impacto de varios efectos regulatorios. Como resultado, la ratio de capital CET1 se situó en 11,30%, en línea con su objetivo a medio plazo de 11-12%.

El Grupo confirmó en septiembre un primer dividendo contra los resultados de 2019 por un importe de 0,10 euros por acción, que abonará a partir del 1 de noviembre de 2019, y confirmó su intención de mantener un porcentaje del beneficio atribuido ordinario que se dedica al dividendo (payout) de entre el 40% y el 50%, y que la proporción del dividendo en efectivo sea al menos de la misma cuantía que el año pasado.

Resumen de mercados (9M19 v 9M18)

El tamaño y la presencia del Grupo en mercados maduros y de alto crecimiento es un elemento clave de diferenciación del Santander frente a sus competidores. Europa contribuyó un 46% al beneficio ordinario del Grupo; América del Sur, un 38%, y Norteamérica, un 16%. Brasil volvió a ser el país que más aportó, con un 29% del total del beneficio ordinario, seguido de España (15%), Santander Consumer Finance (13%), Reino Unido (10%), México (8%) y Estados Unidos (8%).

Europa. El beneficio ordinario ascendió a 3.640 millones de euros, un 4% menos que en el mismo periodo del año anterior. Los costes cayeron un 1% (-2,5%, sin inflación), reflejo de los primeros ahorros generados por el plan de optimización de costes anunciado en el Investor Day del pasado mes de abril. Como resultado, el RoTE ordinario fue del 10%. Los créditos brutos repuntaron un 2%, mientras que los recursos de clientes crecieron un 5%. El número de clientes digitales aumentó un 12%, hasta 13,7 millones, mientras que los clientes vinculados llegaron a 9,8 millones.

En España, el beneficio ordinario se situó en 1.185 millones de euros, un 3% más, gracias sobre todo a la caída de los costes, que bajaron un 7% como consecuencia de las eficiencias generadas por la integración del Popular. Tras la migración de todas las oficinas y clientes a la plataforma Santander, el banco está ahora centrado en optimizar la red comercial. El banco aumentó la rentabilidad de todos los segmentos y productos. El crédito cayó un 6% debido al desapalancamiento de grandes empresas y a un descenso en el stock de hipotecas. El crédito al consumo aumentó un 24% en el año gracias a los preconcedidos y las contrataciones digitales. Los depósitos a la vista se incrementaron en 12.780 millones de euros. Los clientes digitales aumentaron un 20%, hasta 4,7 millones. El centro de atención al cliente (contact centre) del banco fue reconocido como líder en calidad de servicio de todos los sectores, incluido el financiero.

En Santander Consumer Finance, el beneficio ordinario ascendió a 995 millones de euros, en línea con el resultado alcanzado el año pasado. Los ingresos totales crecieron un 3%, en buena medida por los aumentos en el margen de intereses y en los ingresos por comisiones, y se gestionaron bien los costes. Alemania fue el mercado que más aportó al beneficio de la unidad (248 millones de euros), seguido de los países nórdicos (224 millones) y España (170 millones de euros). La nueva producción de crédito aumentó un 5%, impulsada por los acuerdos comerciales en varios países y, en particular, con buenas tendencias de negocio en Italia (13%), Francia (9%) y España (6%).

En Reino Unido, el beneficio ordinario se situó en 828 millones de euros, un 19% menos, como consecuencia de la constante presión competitiva en los márgenes de las hipotecas. Los costes bajaron un 1%, recogieron los primeros ahorros de costes del programa de transformación del banco, mientras que el coste del crédito se mantuvo en niveles muy bajos (ocho puntos básicos). La actividad siguió mostrando fortaleza, con aumentos en hipotecas, clientes digitales y vinculados, y una mejor experiencia de cliente.

En Portugal, el beneficio ordinario aumentó un 12%, hasta 385 millones de euros, con una nueva caída de los costes. Los créditos bajaron un 1% y las cuotas de mercado en nuevo crédito a empresas e hipotecas se mantuvieron en torno al 20% en un mercado que está aún en proceso de desapalancamiento. Los recursos de clientes aumentaron un 8%.

El beneficio ordinario de Polonia se situó en 245 millones de euros, un 6% más, con fuertes aumentos en créditos brutos (+26%) por la integración del negocio de banca comercial y de pymes de Deutsche Bank. Los recursos de clientes también crecieron con fuerza (+21%). En el último trimestre, el banco abrió el primer Work Café en el país, un espacio innovador para clientes y no clientes que combina los servicios del banco, con una zona de coworking y cafetería en el mismo lugar.

Norteamérica. El beneficio ordinario en Norteamérica, que incluye México y Estados Unidos, aumentó un 20%, hasta 1.278 millones de euros. Los ingresos mostraron tendencias positivas en ambas unidades, con crecimientos del margen de intereses (+7%) y de los ingresos por comisiones (+5%). Los ingresos aumentaron a mayor ritmo que los gastos, lo que permitió mejorar la ratio de eficiencia hasta el 42%.

Los créditos y los recursos de clientes se incrementaron un 9% y un 7%, respectivamente. Los clientes digitales repuntaron un 40%, hasta 4,8 millones, y el número de clientes vinculados aumentó hasta 3,3 millones.

En Estados Unidos, el beneficio ordinario se situó en 619 millones de euros, un 27% más. Los ingresos totales crecieron un 8% y los costes, solo un 3%. Los créditos crecieron un 10% por el impulso del crédito a particulares (automóviles) y la banca de empresas. Los recursos de clientes aumentaron un 12%. En Santander Consumer USA, los nuevos créditos crecieron un 11% por el fuerte incremento de los créditos de Chryler Capital (+52%). Los clientes digitales subieron un 9%, hasta algo más de un millón.

En México, el beneficio ordinario repuntó un 14%, hasta 659 millones de euros. El crédito a particulares aumentó un 7%, con subidas importantes en préstamos de nómina (+11%), hipotecas (+7%) y tarjetas de crédito (+7%). La estrategia de distribución siguió avanzando con la transformación de 475 sucursales y casi 1.000 cajeros de última generación en funcionamiento. Los clientes digitales aumentaron un 51%, hasta 3,8 millones.

Sudamérica. El beneficio ordinario en Sudamérica fue de 2.977 millones de euros, un 18% más. Los ingresos totales aumentaron un 9%, gracias a la mejora de los ingresos comerciales, impulsados por mayores volúmenes, gestión de márgenes y mayor vinculación. El margen de intereses aumentó un 8% y los ingresos por comisiones, un 15%. Como resultado, el RoTE ordinario fue del 21%. El crédito y los recursos de clientes aumentaron un 9%, mientras que la calidad crediticia mejoró, con una bajada del coste del crédito de 10 puntos básicos, hasta un 2,90%, y de la tasa de morosidad de dos puntos básicos, hasta un 4,81%. Los clientes digitales crecieron un 23%, hasta 17,2 millones, mientras que los clientes vinculados son ahora 7,7 millones.

En Brasil, el beneficio ordinario fue de 2.249 millones de euros, un 19% más. El margen de intereses aumentó un 6% y los ingresos por comisiones, un 12%. Los costes aumentaron a un ritmo más lento que los ingresos, lo que ayudó a mejorar la ratio de eficiencia hasta el 32%. Como resultado, el RoTE ordinario fue del 22%, frente al 20% en septiembre de 2018. El crédito creció un 8%, con ganancia rentable en cuota de mercado. El banco continuó siendo el líder en el segmento de automóviles, con una cuota de mercado del 25%. Santander Brasil ha sido pionero en el lanzamiento de una solución que permite el uso de terminales punto de venta con Bluetooth para aprovechar la oferta de Getnet, el negocio de pago con tarjetas, sin tener que adquirir un nuevo terminal.

En Chile, el beneficio ordinario fue de 473 millones de euros, un 6% más. El crédito aumentó un 7%, mientras que los recursos de clientes aumentaron un 17%. El banco continuó centrándose en la transformación comercial y digital con el lanzamiento de nuevos productos que lograron un aumento récord de nuevos clientes en el trimestre.

En Argentina, el beneficio ordinario fue de 97 millones de euros, un 111% más tras el ajuste por inflación del año pasado. El crédito creció un 17% y los recursos de clientes, un 10%.  En el resto de Sudamérica, que incluye Uruguay, Perú y Colombia, el beneficio ordinario fue de 159 millones de euros, un 22% más.

Banco Santander es el mayor banco de la zona euro, con una capitalización bursátil superior a los 66.000 millones de euros. Tiene una presencia sólida y centrada en diez mercados principales de Europa y América, con más de 4 millones de accionistas y 200.000 empleados que atienden a 144 millones de clientes.