8 de julio de 2019

Cerca de 90 adultos mayores se preparan para terminar la educación básica gracias al programa Aprende Mayor

La Granja, Independencia y Perquenco son las comunas donde en una primera etapa se llevará adelante esta iniciativa que se enmarca en el programa social Compromiso País.

Cerca de 90 adultos mayores volverán a clases para culminar su educación básica, gracias al programa de nivelación de estudios Aprende Mayor, enfocado principalmente en personas de más de 60 años, en su mayoría jubiladas o inactivas laboralmente. Se trata de una iniciativa enmarcada en Compromiso País y que fue el resultado del trabajo conjunto entre Banco Santander, Senama, el Ministerio de Educación y el Programa Adulto Mayor UC.

María Eugenia de la Fuente, gerente División Personas, Comunicaciones y Sostenibilidad de Santander, sostuvo que “estamos muy orgullosos de quienes se suman a este programa, de la energía que moviliza sus vidas y que los lleva nuevamente a las salas de clases. Cuando las personas terminan su escolaridad y se mantienen estudiando, mejoran su calidad de vida. Queremos ayudarlos a progresar, por eso tienen todo nuestro apoyo para que terminen con éxito esta etapa de sus vidas y comiencen la siguiente con más y mejores herramientas”.

En Chile, cerca de cinco millones de personas sobre 18 años aún no ha finalizado el colegio. A través de la mesa 8 de Compromiso País -y de la cual Banco Santander es integrante, representando al sector privado-, se busca avanzar en soluciones para terminar con esta brecha que afecta a gran parte de nuestra sociedad y que repercute directamente en su calidad de vida. De hecho, cerca de 2.300.000 adultos mayores engrosan dicha cifra, de los cuales 207.925 no tienen escolaridad, 1.247.553 alcanzaron un nivel educacional bajo (1° a 6° básico), 415.851 un nivel educativo medio (7° y 8° básico) y 438.954 un nivel educativo alto (1° a 4° medio).

Participan de este programa adultos mayores de La Granja, Independencia y Perquenco, Región de La Araucanía, quienes se prepararán hasta mediados de octubre, para luego rendir los exámenes libres que certifiquen el octavo básico laboral. Las clases se llevarán adelante en los centros diurnos del Senama, recintos especialmente destinados al desarrollo de los adultos mayores, y constarán de seis a ocho horas semanales, cuyos contenidos se dividirán en cuatro materias: matemáticas, lenguaje, ciencias naturales y ciencias sociales. Los encargados de dictar las clases serán voluntarios profesionales o estudiantes universitarios de carreras afines a las materias dictadas.