9 de julio de 2019

Ministerio de Hacienda rebaja estimación de crecimiento desde 3,5% hasta 3,2% y reconoce menores holguras fiscales hacia delante

La menor expansión esperada y la reducción en el valor del metal llevaron a corregir el crecimiento de los ingresos hasta 1,6% (previamente 3%). En tanto, el avance del gasto subió hasta 4% debido a la menor inflación proyectada.

En su Informe de Finanzas Públicas (IFP) -que desde este año se presenta de manera trimestral-, el Ministerio de Hacienda revisó a la baja su proyección de crecimiento para 2019 desde 3,5% hasta 3,2%, y la demanda interna desde 4,2% hasta 3,5%. Si bien el ajuste informado hoy se acerca al punto medio del rango del último IPoM del Banco Central, aún se encuentra por sobre las estimaciones de mercado (Consensus Forecasts: 2,9%; Encuesta de Expectativas Económicas: 2,9%). También se revisó a la baja el precio del cobre estimado para el año, desde US$ 3 hasta US$ 2,85 por libra y del tipo de cambio promedio al alza desde $656 a $675.

La menor expansión esperada y la reducción en el valor del metal llevaron a corregir el crecimiento de los ingresos hasta 1,6% (previamente 3%). En tanto, el avance del gasto subió hasta 4% debido a la menor inflación proyectada. Con ello, el Ejecutivo prevé que el déficit fiscal cerraría el año en 2,1% del PIB, bastante por sobre el 1,8% estimado en marzo.

El mayor déficit se enmarca dentro de la meta fiscal, toda vez que la proyección del déficit estructural se mantiene en 1,6% del PIB. Esto, por cuanto en esta ocasión no se revisaron los parámetros estructurales: el PIB de tendencia y el precio del cobre de largo plazo.

Junto con el ajuste de cifras para este año, también se revisaron a la baja las holguras fiscales (la diferencia entre los gastos compatibles con el cumplimiento de la regla fiscal a partir de 2020 y los comprometidos) y se corrigió la dinámica de la deuda pública la que superaría el 28% del PIB a 2023.

Es posible que en el próximo IFP, que se presentará junto con la Ley de Presupuestos a fines de septiembre, la proyección de déficit se vuelva a corregir. En nuestro escenario vemos un crecimiento más bajo para el ejercicio (2,7%) y un precio del cobre menor (US$ 2,74 la libra). De darse este escenario, estimamos que el déficit cerraría este año en 2,3% del PIB y la deuda se ubicará en torno a 27% del PIB.