12 de mayo de 2017

Santander es la banca digital n°1, dicho por la gente

Así lo refleja el Estudio Satisfacción Clientes 2017 elaborado por GFK Adimark, que posiciona a Santander en el primer lugar con la App más valorada del mercado.

La industria bancaria ha comenzado a vivir con fuerza el proceso de transformación digital, y en Santander se ha trabajado arduamente para adecuarse a las nuevas exigencias de los clientes. Así lo refleja el Estudio Satisfacción Clientes 2017 elaborado por GFK Adimark, que posiciona a Santander en el primer lugar con la App más valorada del mercado.

Arturo Leyton, gerente de inteligencia de clientes, destacó el posicionamiento del Banco en materia de digitalización. “Esta valoración de parte de nuestros clientes evidencia que vivimos en un mundo donde lo digital es parte de nuestra vida diaria, y que el trabajo realizado en conjunto por los diversos equipos del Banco está rindiendo frutos. Esperamos profundizar en esta materia con los diferentes proyectos que lanzaremos durante el año, y que nos acercan a nuestro objetivo de convertirnos en un Banco más simple y personal para nuestros clientes, ofreciéndoles las más avanzadas herramientas digitales que mejoren a su vez su experiencia”.

Al liderazgo de la App se suma el ranking “Digital Index. Ranking de Marcas Digitales” desarrollado por Llorente & Cuenca, y que posiciona al Banco en el Top 5 de las marcas digital. Este ranking mide la presencia de las empresas IPSA en entornos digitales, y su estrategia en las diversas plataformas.

Santander se ubicó en el puesto número cinco entre 20 empresas, siendo solo superado por Entel, Paris, Ripley y Latam. De esta manera, el Banco lideró además entre las empresas bancarias abiertas en Bolsa.

El ranking elaborado por la consultora fue desarrollado en base a un modelo de métricas a partir del Marco de Evaluación Integrada de Amec (Association of Measurement and Evaluation of Communication), basándose en tres aspectos: relevancia, influencia y creencias. Las 20 marcas elegidas destacan por su nivel de producción de contenidos digitales y participación en redes sociales, en diversos sectores, como servicios, retail, viñas, y banca, entre otras.