6 de noviembre de 2017

Imacec de septiembre (1,3%) confirma fragilidad de la recuperación de la economía

Estimamos que en octubre la actividad se habría expandido entre 3% a/a y 3,5% a/a, favorecida por una baja base de comparación, particularmente en el sector minero que el año pasado se contrajo 6,9% a/a.

El Imacec de agosto fue de 2,4%, en línea con las proyecciones de mercado. En términos desestacionalizados la expansión mensual fue de 0,3%, por debajo de los últimos cuatro registros. El Imacec minero creció 9,2% (1,5% m/m), explicado por el aumento en la producción de cobre, mientras que el no minero avanzó 1,8% (0,2% m/m), incidido positivamente por comercio y servicios.

El crecimiento del Imacec de septiembre de 1,3% (-0,1% m/m desestacionalizado) se ubicó en la parte baja de las estimaciones del mercado después de conocidos los datos sectoriales del INE (Santander 1,5% y Bloomberg: 1,6%) y es una sorpresa significativa respecto a lo que se anticipó un mes atrás (Encuesta de Expectativas Económicas 2,0%). El mes tuvo dos días hábiles menos que septiembre de 2016 y es probable que, por su conformación, el impacto haya sido mayor al patrón histórico.

El mes volvió a estar incidido por el alto crecimiento de la minería (8,5% a/a; -0,4% m/m desestacionalizado), mientras que los sectores no mineros se mostraron bastante débiles (0,7% a/a; 0,0% m/m desestacionalizado).En el margen, este registro para los sectores no mineros se ubica por debajo de lo que se estima es el crecimiento potencial de los mismos, por lo que las brechas de holgura vuelven a abrirse.

Dentro del bajo dinamismo de los sectores no mineros, destaca el bajo desempeño del sector construcción. Desde hace ya más de un año el sector construcción se ha venido contrayendo debido al débil desempeño del sector inmobiliario y a la escasez de grandes proyectos de inversión que impulsen las obras de ingeniería. Reflejo de lo anterior es que el empleo de la construcción continúa deprimido —en el  trimestre terminado en septiembre registró una destrucción anual de 36 mil puestos de trabajo— y los insumos que demanda el sector no se recuperan —despachos de materiales de agosto -6,5%. Del mismo modo, el sector manufacturero ha vuelto a presentar cifras bajas, probablemente incidido por la apreciación real del tipo de cambio de los últimos trimestres y el hecho de que la inversión no muestra signos claros de alza. Por el contrario, el sector comercio continúa con un relativo dinamismo impulsado por el consumo. El comercio minorista reportado por el INE creció 3,5% en septiembre y las ventas de autos nuevos se expandieron 9,5% ese mes.

En el tercer trimestre del año el PIB se habría expandido 2,2% a/a, lo que será confirmado con la publicación de las Cuentas Nacionales el próximo 20 de noviembre.

Estimamos que en octubre la actividad se habría expandido entre 3% a/a y 3,5% a/a, favorecida por una baja base de comparación, particularmente en el sector minero que el año pasado se contrajo 6,9% a/a. Además, contribuirá el hecho que el mes cuente con un día hábil más. Para el año mantenemos nuestra proyección de crecimiento de 1,5%.

Net/Net

Los datos conocidos hoy muestran que la recuperación del crecimiento es aun frágil y que las brechas de capacidad se siguen expandiendo. Consideramos que esto, más los bajos registros inflacionarios que se han propagado a las expectativas en el horizonte de política, da espacio para que el Banco Central introduzca un mayor estímulo monetario. Si el registro de IPC que se conocerá el próximo miércoles 8 de noviembre se ubica en la parte baja de las estimaciones de mercado (EEE 0,2%; EOF 0,2%; Bloomberg 0,3%; Santander 0,36%), podríamos ver una reducción de la TPM en la próxima reunión de política monetaria.